Las tecnologías interactivas están pensadas para mejorar la interacción hombre-máquina, pudiendo diseñar, desarrollar y operar aplicaciones interactivas en sus diferentes ámbitos. Estas interacciones te permiten una vivencia con tus cinco sentidos.


Música, imagen, video, chatbots, realidad aumentada, realidad virtual e incluso la inteligencia artificial nos permiten crear y mejorar la interacción con el mundo real y el mundo virtual, creando experiencias más cercanas a tí.